Follow me in twitter. FLAAR reports Add a Nicholas Hellmunth to yor network. FLAAR reports.
| Share
News Feeds:
Religión y Cosmogonía Maya PDF Print E-mail

El mundo de los antiguos mayas estuvo regido por un orden cosmológico y una estrecha relación entre lo natural y sobrenatural. La mayoría del conocimiento que se tiene sobre la religión maya prehispánica ha sido a través de innumerables y minuciosas investigaciones realizadas en murales, monumentos arqueológicos, documentos escritos de origen prehispánico y colonial. Además de las valiosas fuentes etnográficas, en donde aun se observa a los mayas contemporáneos realizar muchas de las practicas religiosas que llevaron a cabo sus antepasados.

Dentro de la evidencia etnohistórica se pueden mencionar los códices Mayas, el Códice Dresden, Códice Madrid, y Grolier (aunque de este último se ha dudado de su autenticidad en los últimos años). También se encuentran las crónicas de los frailes españoles que estuvieron durante la conquista, como Fray Diego de Landa, que gracias a “Relación de las cosas de Yucatán” (1566) no se conocería de muchas prácticas rituales y religiosas que realizaban los Mayas del Postclásico (Marcus, 1978: 179).

Desde el punto de vista de los mayas prehispánicos, el mundo era un lugar mágico, habitado por seres llenos de energía divina que unían el mundo terrenal con el mundo celestial. Continuamente realizaban representaciones rituales en las que los hombres se podían transformar en diferentes dioses y seres sobrenaturales que simbolizaban la energía cósmica. Todo lo que formaba parte de la naturaleza estaba lleno de vida, como en los árboles, rocas, ríos, lagos, etc. (Shele; 2001).

Para los mayas el mundo fue creado por varios dioses y en diversas ocasiones. En el libro sagrado de los mayas, el Popol Vuh, narran la creación del mundo y del hombre, y hasta el momento se considera la versión mas completa de la creación maya. En el mural de San Bartolo, se representa una de las versiones mas tempranas hasta ahora descubiertas sobre el mito de la creación, fechada para el Periodo Preclásico, en donde se puede observar la participación de varios personajes que también son representados en diversas escenas de vasijas tipo códice del Periodo Clásico en toda la región maya.

En la cosmogonía maya existe el concepto de la dualidad entre la vida y la muerte; además de la dualidad entre otros elementos, como noche y día. La muerte es considerada un complemento de la vida y está representada en Xibalbá. En muchas vasijas del periodo Clásico, aparecen diversos elementos que han sido identificados como parte del inframundo. El agua es un elemento asociado al inframundo y muchas veces ha sido representado de diversas formas. El Dr. Hellmuth ha realizado un amplio estudio icnográfico sobre los elementos del inframundo en “Monsters and Men in Maya Art” (1987).

Para los Mayas La Tierra estaba dividida en tres esferas, el cielo o mundo celeste, el mundo terrenal y el inframundo. La tierra estaba representada por el lomo de un gran reptil (algunas veces como una tortuga o un caimán). En el centro del mundo o axis mundi se encontraba un gigantesco árbol sagrado o árbol del cosmos, (posiblemente) una Ceiba que comunicaba con los tres niveles del universo, ya que sus grandes raíces llegaban hasta el inframundo (Schele y Fredel; 2001).

Todas las esferas del universo estaban en estrecha conexión por energías visibles e invisibles, con poderes sobrenaturales. Cada uno de estos niveles del universo tenía sus propias deidades.

Esta imagen del cosmos maya ha estado representada en su estilo y disposición arquitectónica, desde los asentamientos de los grupos campesinos, donde dio inicio esta analogía con los elementos del cosmos y la distribución espacial de sus áreas para vivienda y actividades cotidianas hasta las grandes ciudades regidas por los grupos de elite.

En los Mayas existieron prácticamente dos tipos o sistemas de culto. Por una parte está la "religión oficial" manejada por la jerarquía con fines más que nada políticos y por otra parte está la religión popular, que fue practicada por la mayor parte de la población por estar relacionada con sus creencias y necesidades cotidianas, así como con sencillas ceremonias agrícolas en cualquier comunidad apartada (Valdés; 1994) .

Algunos conceptos religiosos expresados en la cultura maya son de origen Olmeca y continuaron siendo empleados posteriormente por los Mayas (Serpiente de Doble Cabeza, Dios Bufón, Dios Jaguar, el concepto Cueva-Inframundo y el Ave Celestial). Aunque Valdés (1992: 226) opina que puede ser factible que las Tierras Bajas y las Tierras Altas desarrollaron una ideología simultánea que pudo ser expresada de una manera iconográficamente compleja, tanto en monumentos esculpidos en piedra como por medio de figuras modeladas en estuco.

Se debe tener en cuenta también que cada período tuvo distintas deidades que con el tiempo quizá fueron evolucionando o cambiando. Y también existen otros casos, donde en algunos sitios quizá se tomaron deidades “prestadas” de otros sitios, como probablemente de Teotihuacan durante el Clásico Temprano.

Hoy en día resulta interesante observar como varios grupos Mayas continúan celebrando algunos rituales que realizaban sus antepasados. Sin embargo, se puede apreciar que conforme a pasado el tiempo, desde la conquista española hasta nuestra época, se ha ido formando un fuerte sincretismo entre la religión autóctona de esta región y la religión católica, creando así una cultura muy interesante y propia de América. Dicho sincretismo se puede observar en el respeto hacia imágenes católicas de santos que guardan cierta relación con antiguas deidades mesoamericanas; la realización de fiestas para dichos santos patronos, donde las fechas de las festividades se relacionan con alguna actividad importante que se realizaba en el pasado; etc.

En conclusión, se podrían enumerar las catorce tesis que menciona Rivera (2005: 8-9), las cuales engloban en sí lo que es la religión maya en términos generales:

  • La religión Maya era tradicionalista, estable y mantuvo sin grandes cambios las ideas, los mitos de los que se desprendían esas ideas, los ritos y las expresiones artísticas religiosas a lo largo de los siglos.

  • Era naturalista antes que inconcreta. Se proyectó hacia el universo perceptible y no perceptible, incorporando elementos del ámbito celestial.

  • La religión era política, y en este contexto, el culto a los antepasados jugó un papel crucial.

  • Era una mezcla de animismo y teísmo.

  • Estaba dirigida por los linajes reales.

  • La religión estaba representada por el arte, reflejado en la arquitectura, iconografía, monumentos, etc.

  • Era fuertemente ritualista.

  • La religión se enmarcó en el transcurso del tiempo.

  • La religión otorgaba una especial importancia a la indagación sobre un mundo paralelo al de los humanos, situado en parte bajo la superficie de la tierra, en el que residían temporal o permanentemente los difuntos y los dioses.

  • La religión se valió de la escritura para registrar su doctrina.

  • Se relacionaba con la magia, la adivinación y la profecía.

  • La religión colocaba en lugar preferente la práctica de la nigromancia.

  • El clero que oficiaba en las ceremonias estaba constituido por la nobleza.

  • La transmisión de las ideas oralmente, a través de conjuros, exhortaciones, plegarias, fórmulas, impetraciones y sortilegios, cuentos y leyendas, son parte importante de la relgión.

 

BIBLIOGRAFIA:

EGGEBRECHT, Eva; Arne EGGEBRECHT; Wilfried SELPEL; Nikolai GRUBE; & Estella KREJCI
2001 “Maya amaq’”. Roemer- und Pelizaeus-Museum Edicion: Illustrated. Publicado por Fundacion Cholsamaj.

HELLMUTH, Nicholas
1987 “Monsters and Men in Maya Art/Monster und Menschen in der Maya-Kunst” Akademische Druck und Verlagsanstalt.

MARCUS, Joyce
1978 “Archaeology and religion: a comparisonof the Zapotec and Maya.” World Archaeology 10(2). Pp: 172-191.

RIVERA DORADO, Miguel
2005 “Catorce tesis sobre la religión Maya.” Revista española de antropología americana. Vol. 35. España. Pp: 7-32.

SCHEELE, Linda y David FREIDEL
1999 “Una Selva de Reyes, La Asombrosa Historia de los Antiguos Mayas”. Fondo de Cultura Económica, México D.F.

VALDÉS, Juan Antonio
1992 “Algunas reflexiones sobre la religión de los Mayas Preclásicos”.
En IV Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 1990 (editado por J.P. Laporte, H. Escobedo y S. Brady), pp.223-235. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

 

 

Primera publicación, Julio 2011

 
Copyright © 2014. arqueologia-maya.org. Powered by FLAAR