Follow me in twitter. FLAAR reports Add a Nicholas Hellmunth to yor network. FLAAR reports.
| Share
News Feeds:
El armadillo de nueve bandas (dasypus novemcinctus) En el mundo maya prehispánico PDF Print E-mail

El armadillo de nueve bandas es una de las especies mas numerosas y ampliamente distribuidas en casi toda América, y pertenecen al orden Cingulata. Se caracterizan por tener una armadura o coraza dorsal, formada por duras y resistentes placas, formadas en filas transversales (Smith y Doughty, 1984: 10).

Los machos generalmente son mas grandes y pesados que las hembras. La parte superior de su cuerpo esta cubierta con una serie de placas óseas que forman su coraza, y que al mismo tiempo le hacen referencia a uno de sus nombres comunes “armadillo de nueve bandas”, aunque algunos varían de ocho a once bandas.

Las bandas o placas están en la parte media del cuerpo y no son completamente rígidas, están conectadas por una piel blanda que les permite tener flexibilidad para doblar su cuerpo. La función de su coraza es un sistema de protección contra sus depredadores.

Su extremidades son cortas, pero fuertes y robustas, equiparadas con garras que les permiten excavar para hacer sus madrigueras y conseguir su alimento, el que consiste en pequeños reptiles, anfibios, hormigas, gusanos, y otros insectos (Stross, Brian: 1999: 9).

La época de apareamiento por lo general es en julio y agosto, y la fecundación puede retrasarse hasta noviembre. El período de gestación es de aproximadamente 120 días (Smith y Doughty, 1984: 12,16). Tienen por lo general cuatro crías, todas del mismo sexo por estar formados dentro del mismo embrión.

 

Cuenco pintado con armadillo invertido. Foto N. Hellmuth con autorización del  Museo Popol Vuh.

Cuenco pintado con armadillo invertido. Foto N. Hellmuth con autorización del Museo Popol Vuh.

Los armadillos en representaciones prehispánicas

El armadillo al igual que muchas otras especies de flora y fauna, fueron representados en diversidad de expresiones artísticas, algunos de formas naturalistas, y otros posiblemente fueron usados como un modelo para reproducir algunas de sus formas geométricas o sus texturas en diferentes superficies, principalmente en cerámica.

Algunos vasos cerámicos presentan series de triángulos que fácilmente podrían compararse con los del armadillo. Es posible que este animal haya sido una de tantas inspiraciones que se pueden imitar en la naturaleza, para reproducir sus figuras, formas y colores.

Los armadillos o weches, como se les conoce comúnmente en algunas regiones del norte de Guatemala, también fueron una fuente importante de proteínas, ya que se han encontrado evidencias en contextos arqueológicos sobre el consumo de éste mamífero.

Las representaciones de armadillos no se limitan únicamente al área maya, sino que fue representado en casi todas las culturas prehispánicas que habitaron Mesoamérica. Posiblemente no fue un animal sacralizado como otras especies que con frecuencia se encuentran en el arte maya. Sin embargo sus pocas representaciones (en relación a otras especies), muestran su importancia, posiblemente como recurso alimenticio y utilitario.

Posteriores investigaciones arqueológicas, etnohistóricas y etnográficas, podrían contribuir a conocer mas sobre las relaciones y conocimientos que los pobladores prehispánicos tuvieron con este singular mamífero.

Armadillos en esculturas prehispánicas

Una de las esculturas de armadillo mas famosas en el área maya, se encuentra en Chichen Itzá, en la estructura conocida popularmente como La Iglesia. Ésta estructura adorna su fachada superior con mascarones de Chac, además de otras representaciones del Dios N emergiendo de una coraza de armadillo. Esta deidad por lo general aparece emergiendo de una concha de caracol (marino o de agua dulce), de una coraza de tortuga o en pocas representaciones de un cangrejo. Este es uno de los pocos casos en los que se representó a ésta deidad emergiendo de una coraza de armadillo.

En algunas hachas ceremoniales también fueron talladas finamente, de forma naturalista las figuras de armadillos. Algunos de éstos pocos ejemplares aparecen registrados en una publicación de Shook y Markis sobre éste tipo de artefactos (1996).

En la frontera sur de Mesoamérica, también se han reportado algunas esculturas de amadillos talladas en basalto. En relación a éstas esculturas, existe una investigación que sugiere que éstas fueron usadas como bancos. Ésta asociación se hizo en base a investigaciones etnográficas, y es una de las pocas exploraciones sobre la relación cultural con los armadillos desde época prehispánica y contemporánea (Stross, 2007).

Vasijas con diseños de armadillo

Existen varias vasijas con claras escenas en las que intervienen armadillos, algunas con imágenes naturalistas, y otras mitológicas. En otras del periodo Clásico también pueden apreciarse algunos personajes con investiduras o disfraces de armadillos, y en éstas por lo general, los personajes corresponden a músicos o danzantes. Es posible que esta tradición continuara hasta el periodo Posclásico, ya que en un pasaje del Popol Vuh se menciona la Danza del Armadillo (Iboy).

En algunas vasijas aparece el cuerpo completo de éste mamífero solo que en postura invertida, es decir acostados sobre su dorso, y al invertir la vasija se puede observar al armadillo en postura normal. Algunas de éstas están pintadas, y otras tienen la cabeza tipo efigie y el resto del cuerpo fue hecho con diseños incisos (Rennts-Budet, 1994:349).

 

Los triángulos claramente representan la coraza del armadillo y la parte blanda de la piel aparece representada por pequeños semicírculos. Esta vasija posiblemente muestre alguna relación del armadillo con los escorpiones, o simplemente se tomaron sus diseños  para decorar la vasija (Hellmuth).

Los triángulos claramente representan la coraza del armadillo y la parte blanda de la piel aparece representada por pequeños semicírculos. Esta vasija posiblemente muestre alguna relación del armadillo con los escorpiones, o simplemente se tomaron sus diseños para decorar la vasija (Hellmuth).

Armadillos en contextos arqueológicos

En varias excavaciones realizadas en el sitio arqueológico de Piedras Negras, también se han encontrado restos de armadillos, y de acuerdo al análisis de los restos óseos, éstos sirvieron como recurso alimenticio y también como artefactos utilitarios (Emery, 2007).

En un estudio zooarqueológico preliminar, realizado en varios depósitos del Clásico Tardío en Motul de San José y Trinidad, en Petén, se definió que el armadillo, junto con la tortuga, el venado cola blanca, algunos moluscos de agua dulce, el pecarí y otros cuantos animales, estaban presentes dentro de las especie preferidas para su consumo en esa región (Thornton, Kennedy y Emery, 2007).

 

El Armadillo en el Códice Madrid aparece en algunas escenas, asociado con otros animales y varios personajes. También parece en el pasaje dedicado a la cacería de venado (pag. 48).

Actualmente… en algunos lugares aún se comercializan las corazas de armadillo, aunque no es tan común encontrarlas debido a la situación actual y legal en la que se encuentra ésta y otras especies en peligro. Estas por lo general se utilizan como bolsos para almacenar granos o algunos objetos.

 

En ésta coraza de armadillo claramente se pueden observar los triángulos y círculos que aparecen como diseños de algunas vasijas cerámicas de origen prehispánico. Foto archivo FLAAR, tomada con autorización del Museo de Historia Natural, Jorge Ibarra, Guatemala.

En ésta coraza de armadillo claramente se pueden observar los triángulos y círculos que aparecen como diseños de algunas vasijas cerámicas de origen prehispánico. Foto archivo FLAAR, tomada con autorización del Museo de Historia Natural, Jorge Ibarra, Guatemala.

En otra investigación realizada en el altiplano de guatemalteco, sobre “Lugares Sagrados para Ritos de Cacería” contemporáneos, se encontraron numerosas corazas de armadillos que fueron usados como algún tipo de ofrenda durante las diferentes celebraciones rituales. En la cueva de Xe Abaj por ejemplo, se determinó como número mínimo 50 corazas de éste mamífero, siendo la única especie registrada en el lugar. En otros sitios investigados también se encontraron restos de una sola especie, y fueron pocos los que tenían restos mezclados (Brown y Romero, 2002).

 

Nombres en algunos idiomas mayas

IDIOMA 

NOMBRE 

Quiche

Ib'ooy

Kaqchikel

Tu'ch

Q’eqchi’

B’aq xul, Ib’oy xul
Seel xul

Lacandon

Wech

Yucateco

Wech

Tzeltal

Maelchan

Tsotsil (Chiapas)

Mailchon

Chol

Ib wech

Cholti

Ibach

Itzaj

Wech

En varios lugares del norte de Guatemala también se le conoce popularmente como weche, y curiosamente éste mismo nombre se les da en algunas regiones del Petén, a las personas que se dedican al saqueo de sitios arqueológicos. El nombre se deriva de los mismos hábitos de éste mamífero, ya que para buscar su comida tiene que excavar, y es además el mismo nombre con el que de identifica al armadillo en algunos idiomas mayas.

 

BIBLIOGRAFÍA

AVILA, Raquel
1999 The Biogeography of  the Nine-Banded Armadillo (Dasypus novemcinctus), San Francisco State University, Department of Geography, Geography 316. On line.

 

BROWN, Linda A. y Luis Alberto ROMERO
2002 Lugares sagrados para ritos de cacería. En XV Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 2001 (editado por J.P. Laporte, H. Escobedo y B. Arroyo), pp.674-681. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

EMERY Kitty F.
2007 Aprovechamiento de la Fauna en Piedras Negras: Dieta, ritual y artesanía del Periodo Clásico maya. Revista Mayab No. 19, Sociedad Española de Estudios Mayas, Facultad de Geografía es Historia, Universidad Complutense de Madrid, España.

REID, Fiona
2009. A field guide to the mammals of central American and southeast Mexico, second edition, Oxford University Press, New York

SHOOK, Edwin M. and Elayne MARQUIS
1996 Secrets in Stone: Yokes, Hachas and Palmas from Southern Mesoamerica. American Philosophical Society, Philadelphia. 250 pages.

STROSS, Brian
2007 The Armadillo Stool. University of Texas at Austin. Wayeb Notes No. 25. Disponible en línea.

THORNTON, Erin KENNEDY y Kitty F. EMERY
2007 Uso e intercambio prehispánico de recursos de fauna en la entidad política de Motul, Petén. En XX Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 2006 (editado por J.P. Laporte, B. Arroyo y H. Mejía), pp. 1461-1472. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

 

 

Primera publicación, Julio 2011

 
Copyright © 2014. arqueologia-maya.org. Powered by FLAAR